Posts Tagged ‘ NotengoCarro ’

La única razón para amar un bus…Bueno la única para mi!!

En el bus a casa

Para mi es fácil decir esta frase que puede sonar a ironía; es que con tantos años tomando bus de aquí para allá he logrado apreciar una simple verdad…Cada vez que me subo a un bus me desconecto de los problemas del día y puedo observar todo, como aquel bichito que te mira desde una ventana sin que te percates de su presencia. Aprecio todo a mi alrededor y me mantengo anónima para quienes me rodean pero que a la vez me brindan un poquito de su vida con sus gestos….desde aquel bebé en brazos que juega con su nuevo muñeco poniéndolo en la boca para conocer el sabor de su héroe favorito y que al ver que lo he estado observando me brinda esa sonrisa pícara.. como diciendo.. “ok esto es entre tú y yo.. no le digas a mi mami “..(o bueno creo que algo así si pudiera hablar)…. o las “vecinas”, a las que les das tu asiento, que se encuentran a los años y hacen un alboroto al saludarse; van preguntando sobre el primo del hermano del sobrino del abuelo del marido que se casó con la fulanita que es la hija de la sobrina y pues así… y que escuchas como resuelven el mundo en pocas palabras diciendo que “a la juventud lo que le faltan son valores y que los tiempos de hoy no son lo que eran.. se acuerda susanita…” (siempre me hacen sonreír)… y no faltan los novios.. pero no los que normalmente ves cogidos de la mano ya un poco aburridos y sometidos a la rutina de la relación.. no, no! en los buses siempre están los novios recientes esos que se miran con fuego y que se extrañan por mantenerse a 20 cm más de lo debido y que se sientan en las piernas del otro para decirse cosas al oído y reírse por cada palabra que el otro dice, o no dice…. esos que al despedirse te gustaría decirles “ya!! no es para tanto.. no es tan difícil decir un chao.. nos vemos luego ..te llamo o algo parecido”…

Y así millones de escenas que condenas, que juzgas, que te hacen reír, que te conmueven, que te hacen recordar y que a penas llegas a casa tienes que contárselo a alguien diciendo “ni sabes lo que me pasó en el bus”… jeje y eso solamente dentro del bus.

No sé porque cada vez que voy viajando en este transporte veo la calle, la gente y las cosas con más calma, con otra luz (talvez tanto smog me hace alucinar jeje) pero quien puede decir que no ha volteado de casi al estilo exorcista, que por poco sales por la ventana, regresando a ver cosas que nunca yendo en carro o a pie has visto!! un simple ejemplo??… ver una manada de caballos (por lo menos unos 15 sin contar los potrillos) a las 6 de la mañana esperando que la luz del semáforo cambie, parados en plena ciudad, al norte en una avenida… je je je el mundo es maravilloso…

Y pues lo que más me gusta de todo es que el momento en que el conductor o su siempre “gentil” ayudante (eso sí es ironía) suben el volumen del vallenato, bachata, cortavenas tecnocumbia o reggeaton; me dan la invitación a ponerme los audífonos de mi MP3 (alías bichito) y volar.. dejar que las letras y el ritmo que sí me gusta me haga filosofar, reflexionar y deliberar sobre cada una de las ideas que surgen en mi mente… y que después de poco tiempo me encuentro sumergida en ese bonito viaje dentro de mi cabeza que pocas veces me doy el tiempo de hacer permitiendo despejarme, relajarme y bajar la presión a cero… haciendo que cada vez que mi pie toca el suelo en la parada lo primero que hago es respirar profundo y en mi cara se dibuja una sonrisa que permanece ahí por lo menos la cuadra que camino hacia mi casa….

Advertisements